El galeón de Manila. La mirada de los Voluntarios Culturales del Museo Naval

He escogido la porcelana blanca y azul china del  por su belleza y estado de conservación, incluyen fuentes, platos, cuencos, etc.

Es una cerámica de la mejor producción del periodo Wanli de la dinastía Ming (1368-1644). Algunas de estas piezas  pueden documentarse en la pintura española del “Siglo de Oro”, especialmente en  cuadros de Zurbarán, cuando España dominó los mares del mundo y así además puedo hablaros de El Galeón de Manila.

Es la  línea marítima  que más tiempo  ha durado en la historia, el primer Galeón salió de Manila en 1565, y el último llegó aAcapulco en 1815, aunque también se puede considerar que este éxito perjudicó a la colonización de Filipinas, porque se convirtieron en simples intermediarios en el comercio de productos chinos y no se preocuparon de actividades agrícolas, introducción de nuevos cultivos o establecimiento de industrias, y durante mucho tiempo, esta línea,  fue en el único medio de subsistencia.

El San Diego fue un galeón de esta línea. En 1600, se produjo el “Combate de la isla Fortuna” entre  el corsario holandés William LytleSchutz, en un  intento de conquistar Manila, su barco insignia el Mauritius se enfrentó al San Diego, cuando este lo había rendido, inesperadamente su hundió por una vía de agua y el barco holandés pudo escapar. La dotación del  San Diego pereció pero su sacrificio  salvó  a Manila del ataque holandés.


Estuvo durante casi 400 años sumergido a 52 m. de profundidad. Entre 1991y 1993 se rescataron más de 3000 objetos del pecio, aunque no se pudo recuperar el casco del navío, dejándolo recubierto de arena para un estudio posterior. Una parte de estos objetos están en la sala VI del Museo Naval en Madrid.

Durante los dos siglos y medio que duró esta ruta, los galeones hicieron normalmente, una vez al año, el largo y solitario viaje entre Manila y Acapulco, ninguna otra línea duró tanto ni fue tan arriesgada y peligrosa como ésta. No se recurría  a convoyes,  como en la ruta del Atlántico con “La Armada de Barlovento”, porque el problema era distinto, el Galeón navegaba, normalmente solo, buena parte del trayecto por el inmenso Pacífico, donde era difícil sorprenderle, el peligro se podría encontrar en la costa occidente de Nueva España o en los estrechos del archipiélago Filipino.

Los antecedentes de esta línea empiezaron con  la expedición Magallanes-Elcano (1519-22) cuando se  descubrió el archipiélago de las Filipinas al dar la vuelta al mundo, se encontraron que era muy fácil llegar desde América,  pero la dificultad se encontraba al volver por el mismo camino, por los vientos y las corrientes contrarias que encontraron, por otra parte el tratado de Tordesillasimpedía a España volver por el oeste. Hasta que no se descubriera el “tornaviaje” no se podía colonizar Filipinas, ya que aunque  se llegue a un sitio, si no se puede volver no se  puede colonizar.

En 1565 la expedición Legazpi-Urdaneta, por orden de Felipe II, tenía una doble  misión, de fundar el primer asentamiento enFilipinas, y encontrar el “Tornaviaje”, es decir poder volver a Nueva España por el este, cosa Urdaneta consiguió. A partir de este momento se fundó la línea marítima del Galeón de Manila.


Julián Herrero García
Voluntario Cultural del Museo Naval en Madrid


Volver



AnteriorPágina 1 de 4