Instituto de Historia y Cultura Naval

El Instituto de Historia y Cultura Naval es responsable de fomentar el estudio de la historia naval española, facilitar su investigación y publicar los resultados, y promover actividades culturales a fin de divulgar nuestro pasado naval y su importancia histórica. Es también responsable de la coordinación de las Bibliotecas Navales de la Armada (Ferrol, San Fernando, Cartagena y Canarias) integradas en la Red de Bibliotecas de Defensa. La Biblioteca Central del Cuartel General de la Armada también depende directamente del Instituto de Historia y Cultura Naval.

Entre sus funciones y cometidos se encuentran la investigación de cuantas fuentes se relacionen con la historia naval española así como la organización y coordinación de actos culturales que difundan los resultados obtenidos, intentando siempre promover el interés de la sociedad española por su pasado naval.

Anualmente organiza dos Jornadas de Historia Marítima sobre algún hecho o personaje relevante de la Armada y, si procede, otras de carácter extraordinario atendiendo a razones de oportunidad. Las Jornadas se celebran en el Salón de Actos del Cuartel General de la Armada, c/ Juan de Mena nº 7, en tres días consecutivos, con dos conferencias diarias a partir de 1830 h. La asistencia es pública y gratuita hasta completar aforo.

Con carácter trimestral, el IHCN edita la Revista de Historia Naval, que recoge y difunde trabajos y artículos de contenido histórico naval, de autores tanto nacionales como extranjeros, civiles o militares. Ocasionalmente organiza conferencias sobre diversos temas de interés relacionados con la historia y cultura naval, presentaciones de libros y jornadas de cine marítimo, y colabora con universidades y otros organismos e instituciones culturales en diferentes actividades culturales (seminarios, cursos, exposiciones, etc.).



Ir a la página del Instituto en la web de Armada





Últimas actividades

En el siglo XVIII, de las Luces o Ilustración, comienza para nuestra nación lo que podemos llamar nuestra revolución industrial, con la llegada de la casa de Borbón a la monarquía.

Se pasó de una etapa donde España era el enemigo a batir pues “no se ponía el sol en nuestro Imperio” a una decadencia, casi ostracismo, donde el oro y la plata que llegaba con la flota de Indias, de nuestras provincias de Ultramar, no bastaba para sustentar los múltiples frentes a que tenía que atender la Corona.

El impulso renovador de FelipeV y su ministro el cardenal Alberoni, supieron rodearse de mentes preclaras como Patiño, gran impulsor y creador de la Marina Real y de la Real Compañía de Guardias Marinas, de ella surgen, con su sucesor el marqués de la Ensenada, los marinos ilustrados que destacaron en importantes disciplinas científicas y técnicas que renuevan completamente la flota bajo el impulso de la construcción naval.

Academia o Escuela Naval que con sus luces y sombras llega hasta nuestros días y que hizo posible el paso del entonces llamado “Arte de Navegar” a la Ciencia de la Navegación.


Más ...